Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La depilación masculina con láser médico
da excelentes resultados a largo plazo en IML.
El pelo de la barba puede eliminarse
mediante depilación médica láser.
En IML la depilación láser masculina puede
realizarse en cualquier zona del cuerpo.
La depilación láser obtiene muy buenos resultados
en la espalda, el tórax y el abdomen.
La depilación láser masculina requiere
más constancia que la depilación láser femenina.
  

Influencia de las hormonas masculinas sobre el crecimiento del pelo

El folículo piloso es una de las estructuras corporales que cuenta con más células madre localizadas entre la vaina radicular externa y la protuberancia, estas células migran hacia la región matricial y la colonizan para iniciar la división y la diferenciación en células matriciales generadoras del pelo. Todo este mecanismo está controlado por citoquinas y receptores hormonales sensibles a la presión androgénica.

La influencia de las hormonas masculinas es fundamental en el crecimiento del pelo

La influencia de las hormonas masculinas es fundamental en el crecimiento del pelo

La multiplicación y diferenciación de las células de la matriz que darán lugar al pelo está sometido al influjo de unas sustancias denominadas citoquinas que son secretadas por algunas de las células de la papila dérmica (estructura vascular que irriga el tallo piloso) y de las capas más externas de la vaina radicular externa y de la vaina interna. Las células papilares cuentan con receptores a los andrógenos. Estos receptores están localizados a nivel del núcleo celular y a nivel del citoplasma. Por eso los andrógenos controlan indirectamente el crecimiento del pelo. Los receptores pueden estar activos o inactivos dependiendo de su estado monomérico o tetramérico.

Factores de crecimiento

Además, la proliferación y crecimiento de células papilares dependen de factores de crecimiento que pueden tener un efecto estimulante y/o inhibidor.

Los factores de crecimiento más importantes son los siguientes:

  • Factor de crecimiento insulina-like.
  • Factor de crecimiento transformador beta.
  • Factor de crecimiento plaquetario.
  • Factor de crecimiento fibroblástico.

Y las citoquinas de las células papilares pueden ser a su vez estimulantes o inhibidoras del crecimiento de las células de la matriz que fabrican pelo.

Así, la aparición o desaparición del pelo en las distintas zonas corporales está condicionada por la presencia de secreción de citoquinas activadoras e inhibidoras, de los factores de crecimiento locales o de la presencia de receptores androgénicos activos o inactivos, entre otros factores conocidos. Cabe entender que el balance de estas circunstancias es diferente a nivel local en las distintas zonas del cuerpo y a medida que el varón cumple años.

Del balance de esta situación existirá un efecto estimulante o inhibidor del pelo en cada etapa cronológica del varón y distinto por cada región anatómica.

Andrógenos

Los andrógenos tienen distintos efectos sobre las diferentes regiones corporales, por ejemplo:

  • Es alta en la región parietal, tórax, abdomen, axilas y cara.
  • Media en las extremidades.
  • Suave en las regiones temporal y occipital.
  • Nula en las pestañas.

Los andrógenos condicionan la aparición de vello en ciertas zonas corporales del varón pasada la pubertad

Los andrógenos condicionan la aparición de vello en ciertas zonas corporales del varón pasada la pubertad

Esta diferencia se debe al efecto que ejercen sobre los distintos tipos de receptores citoplasmáticos y nucleares de las células papilares y de células de la vaina radicular externa.

Receptores androgénicos

La propuesta de existencia de dos tipos de receptores androgénicos es una interpretación que se ha puesto de manifiesto en los últimos años. Se entiende que existen receptores de dos tipos:

  • Activo, monomérico proteico.
  • Inactivo, tetrámero del anterior por agregación irreversible.

La unión entre la hormona y el receptor induce cambios en el núcleo de las células de la papila, de forma que se produce la puesta en marcha de ciertos genes que controlan las citoquinas activadoras o inhibidoras. Por ejemplo, activadoras a nivel de espalda, tórax y abdomen e inhibidoras a nivel de parietal (aparición de entradas en el cuerpo cabelludo, parte por donde comienza a manifestarse más precozmente la alopecia androgenética). Parece ser que del predominio de citoquinas activadoras o inhibidoras surge el crecimiento del pelo o su inhibición. Este balance dinámico puede ir cambiando con el tiempo y de esta forma quedaría justificada la aparición de pelo tardío en el varón maduro (a partir de los 40 años). Del balance del tipo de citoquina se produce la activación del crecimiento del pelo o su inhibición. Este balance puede ser la clave de la cronología de la aparición progresiva de cada vez más pelo tardío como en orejas o narinas, que van acumulando más y más pelo activo con los años.

La depilación láser masculina requiere más constancia que la depilación femenina

La depilación láser masculina requiere más constancia que la depilación femenina

Hormona androgenética

La hormona androgénica que tiene mayor afinidad por los receptores papilares es el 5 alfa dihidrotestosterona (5 –alfa –DHT), por efecto de la 5 alfa reductasa I y III sobre la testosterona. De tal forma, el crecimiento del pelo de áreas andrógeno-dependientes se puede ver modificado por:

  1. El cambio en la tasa de 5 alfa DHT (alta en hombres jóvenes y baja en hombres mayores por la disminución de producción de hormonas gonadales).
  2. La modificación de la actividad de la 5 alfa reductasa III (finasteride) o de la 5 alfa reductasa I (dietil-carbamil-androstan).
  3. Bloqueo de los receptores de las células papilares a los andrógenos, como la flutamida que produce atrofia del calibre del pelo, la espironolactona que es un diurético con capacidad bloqueante de los receptores o bloqueantes de receptores no esterioideos como las ariltiohidantoinas, de las cuales la RV 58841 es eficaz en aplicación local.

Esto explica que también haya fármacos:

  • Que aumentan el crecimiento del pelo de las áreas andrógeno-dependientes (espalda, tórax, abdomen, cuero cabelludo, orejas, nariz) como son la testosterona, el danazol, ACTH, anabolizantes o glucocorticoides.
  • Que puedan producir aumento del crecimiento de pelo en cualquier lugar del cuerpo, lo que se denomina hipertricosis. Un ejemplo de tales sustancias son ciclosporina o el minoxidil, por apertura de los canales de potasio de las membranas celulares, induciendo la hiperpolarización.